Menos ropa, menos problemas con la lavandería

lavanderia minimalspot

Una de las maneras para evitar tener un desastre a la hora de lavar tu ropa es simplemente tener poca ropa. Aquí hay 12 consejos para comenzar:
1. Deshazte de la ropa que no te quede o no sea de tu talla. Esto suena realmente obvio pero se sorprenderian cuando gente guarda ropa que no es de su talla. Mucha gente guarda ropa de tallas menos a las que usa porque quieren “algún día” bajar de peso y volver a usar esas prendar pequeñas y apretadas. Esto muchas veces no concuerda porque cuando pierdes peso o disminuyes tallas lo primero que quiere la gente es comprar ropa nueva.
2. Cuando compres ropa como jeans o camisetas trata de adquirir ropa sin tantos adornos o discreta. Quieres jeans que puedas usarlos lavarlos y volver a usarlos si deseas al dia siguiente sin que la gente piense que estas usando nuevamente los mismos pantalones algunos días seguidos. Y no puedes hacer eso si tienes un gran adorno de un dragón en tu camiseta. Si trabajar en el ámbito corporativo te recomiendo tener dos pares de jeans. Si trabajar en un ambiente casual o en casa te sugiero que tengas únicamente 4.

3. A menos que seas un entrenador personal, instructor de aeróbicos, o un atleta profesional, no es necesario un armario separado lleno de ropa para hacer ejercicio. Dos camisetas y dos shorts funcionan bien para un fan de gimnasio.
4. Dona o regala ropa en tu armario que no combina con cualquier otra cosa en tu armario, o se limita a una temporada específica. Es mejor tener en tu armario ropa que sea útil para distintas temporadas del año y para distintas ocaciones. La camiseta blanca básica es un buen ejemplo de lo que debes mantener, la puedes llevar con jeans, shorts, bajo un suéter o una chaqueta deportiva en cualquier momento durante el año. La camiseta roja con un hombre de nieve en él, sin embargo, es un ejemplo de lo que puedes dejar ir.
5. Con respecto a la ropa internet, no tengas mas te 10 o 12 prendas. Deshazte de prendas interiores o calcetines que tengas agujeros, elásticos en mal estado, no sean de tu talla, son incomodos o que nunca te gustaron.
6. Utiliza las viejas y desgastadas camisetas como limpiones o trampeadores. Si una camiseta vieja no tiene ningún valor sentimental puedes usarlo como un trapo en el garaje.
7.  Devuelve  la ropa que alguien compró para ti como un regalo. La gente te compra cosas porque quieren que puedas disfrutar de estos obsequios. Si algo no es de tu estilo y sólo estará en el fondo de un cajón de tu armario, intenta devolverlo en la tienda  y conseguir algo que de verdad necesites.
8. Si algo necesita ser reparado, y ha tenido que ser reparado por más de seis meses, regalarlo. Al no tener que inmediatamente ha solucionado, ya has demostrado a sí mismo que el artículo no es una pieza esencial de su guardarropa.
9. Si tu vestido de novia está colgando en su armario, necesita un lugar donde vivir. Considere la posibilidad de donar a la caridad – en serio, ¿De verdad piensas en volverlo a usar? Si desea mantenerla, almacenado en un empaque profesional y guarda en una caja de archivo en una percha.
11. Invita a tus amigos a un desfile de moda en tu propia casa y modela todas las prendas que has decidido quedartelas. Tus buenos amigos te duran honestamente que prendas te quedan mejor y cuales puedes donar o regalar a alguien. A veces tener una segunda opinión hace toda la diferencia.
12. Elimina todo lo que no has usado en 12 meses.