Guía Práctica para Poseer Menos Ropa

Pensemos por un momento cómo tu vida se vería diferente si fueras dueño de menos ropa:

  • Tendrías más ingresos disponibles.
  • Tendrías más tiempo para vivir tu vida.
  • La mañana seria de menos estrés.
  • Tu armario sería más organizado y ordenado.
  • Empacar para viajes / vacaciones tomaría menos tiempo.
  • Los días de lavandería serían más fáciles (no necesariamente menos, pero sin duda más fáciles).

Por desgracia, en lugar de disfrutar de los beneficios de poseer menos ropa, la mayoría de nosotros compramos en base de a la mentira de que más es mejor. Y vamos acumulando más y más ropa cada temporada. Estamos convencidos de que tener ropa nueva nos hará más felices, más de moda y más populares.

Considera ir por una ruta diferente en tu vida. Trata de ser propietario de menos ropa. Te sorprenderás de lo mucho que puedes disfrutar la libertad que esto trae.

Ya sea que estés esperando para minimizar tu armario al mínimo o simplemente tratando de recortar algo de exceso en tu armario, encontrarás estos pasos prácticos y aplicables. Estos son los mismos pasos que he utilizado:

Admite que tienes demasiada ropa.

Eso es todo lo que necesitas para empezar.

Usa pocos colores.

Muchos de nosotros ya tenemos un color de preferencia que lo usamos más seguido para vestirnos.  La elección de usar intencionalmente menos colores significa usar menos accesorios (zapatos, cinturones, joyas, bolsos, etc.)

Adopta la idea de Uno de cada prenda.

Cuando uno de cada prenda puede ser suficiente, lo adoptas. Una camisa, una camiseta, un vestido, una blusa, un par de zapatos oscuros, un par de zapatos deportivos. Lo ves? Es suficiente!

Dona, vende, recicla y desecha.

Empieza con la ropa que verdaderamente no usas. Mucha gente tiene ropa porque "cualquier momento servirá". Toma conciencia que lo que tienes guardado meses o en muchos casos años puede servir a otra persona. Comienza con la ropa que ya no usas. Te sorprenderás de lo mucho que se puede eliminar.

Dona, vende y desecha más aún.

Eliminar la ropa que no usas es fácil. Eliminar la ropa que no necesitas es más difícil. Pero seguramente hay mucha ropa que cumple doble función o simplemente no cumple con la función para que está hecha. Muchas veces no pensamos en la ropa como algo que simplemente nos cubre, sino que en cada prenda tenemos comprada una imagen.

Establecer un límite de gasto mensual/anual

Elige un monto de dinero a gastar bajo y apegate a el.

Calidad sobre cantidad.

Sólo compra ropa que quieres de verdad - incluso si cuesta más. Si mantienes tu armario con cosas que te gustan,  tendrás menos deseo de añadir mas prendas.

Evita descuentos.

Los descuentos están hechos para gastar dinero y obtener más ropa que no necesariamente queramos o vayamos a usar. Los descuentos están pensados en la cantidad de ropa que puedes abarcar más no la calidad. Hay una frase de Robert Kiyosaki que dice:

"Cuando estas interesado en comprar algo, date cuenta que hay alguien que sabe más que tu y por eso precisamente está interesado en venderlo."

Impresiona con tu carácter y no con tu ropa.
Lee Mildon dijo una vez:

"La gente rara vez notan ropa vieja si te pones una gran sonrisa."

(via becoming minimalist)