Estrategias para ver el Desorden

Cuando tu estás atrincherado en tus rutinas y actividades diarias, tu hogar y lugar de trabajo puede convertirse en un escenario genérico. Esto podría ser bueno si significa que estás enfocado en tus responsabilidades y lo que es más importante para ti. Sin embargo, si ya no estás viendo el lugar donde te desenvuelves, podría ser el momento para hacer una pausa y tomar un vistazo de fondo a tu vida.

A pesar de que es posible que no te centres en las cosas que están dentro de tu casa y oficina, todavía podrían estar afectandote. Una manera fácil de probar esto es realmente "ver" un cuarto, ordenar todo el desorden de este espacio, organizar las cosas que quedan en la habitación y, a continuación, analiza cómo te sientes en la sala libre de desorden en comparación con cómo te sientes en otra espacios desordenados. ¿Quieres pasar más tiempo en el espacio libre de desorden que antes? ¿Te sientes más tranquilo y tienes menos estrés ​​cuando estás en este espacio?

Parece contradictorio, pero puede ser difícil de "ver" el desorden en nuestros espacios. Sentimos el desorden, pero a medida que avanzamos a través de nuestra vida normal, perdemos de sensación de poder verlo. Las siguientes son ideas de cómo puedes detectar el desorden en tus espacios:

  • Invita a tus amigos para una fiesta. Sabiendo que la gente va a venir a tu casa te ayuda a imaginar tu lugar de la forma en que ellos lo verán.
  • Invita a tu jefe a tu oficina para una reunión. Es como una fiesta en tu casa, pero en el trabajo (y, por desgracia, probablemente menos divertida).
  • Toma fotografías o graba un video. Grabar un video funciona a la perfección. Tus ojos pueden no estar viendo el desorden ya que pasas siempre por esos lugares pero la cámara graba todo. Sentarse y mirar desde otra perspectiva el lugar donde te desenvuelves desde una pantalla te hará ver que pasas por alto cosas que realmente son parte del desorden.
  • Contrata a un corredor de bienes para que vaya a tu casa y que te explique como limpiaría los espacios para poner tu casa en el mercado para la venta. Es posible que no sigas todos los consejos, pero te ayudará a ver lo que otros ven.
  • Deja que te visite un amigo con un niño. Deja que el niño vague por tu casa. Créeme, que va a encontrar cada pieza que es parte de tu desorden debajo del nivel de la cintura y estará a su alcance, lo tomará y tratará de comérselo. (Obviamente, síguelo y ten cuidado.)
  • Similar a la sugerencia anterior, ten un amigo con un cachorro labrador y deja a este pasar algún tiempo por tu casa.

¿Aplicarás alguna de estas ideas? Cuéntamelo.