8 Cosas que Puedes Descartar en tu Vida

¿Cuántas cosas son las que realmente necesitamos para llevar una vida normal?

No tantas como podrías pensar. En 2009 me mudé a una casa de 200 metros cuadrados. El costo alquiler y la ubicación era inmejorables, pero había un problema: La mitad de mis cosas no encajaba en el lugar. Así que tenia que hacer algo al respecto.

Me deshice de muchas cosas. Muebles, ropa vieja, libros, zapatos, arte. ¿Y sabes qué? No he extrañado nada de eso desde entonces. De hecho, ahora me pregunto por qué tenía tantas cosas.

19fl3gnjxzcgejpg

No soy un minimalista extremo, pero este pequeño espacio en el que he vivido durante 4 años ha mantenido mi vida de una manera muy simple. Y esta vida más simple es mucho más alineada con mis valores ambientales - una vida simple significa una menor huella ecológica. Se termina por pensar cuidadosamente lo que compras o traes a tu vida, por ejemplo, la adquisición de un par de zapatos nuevos significa que deshacerse de un par que ya posees con el fin de que puedan encajar en el closet.

¿Sientes la necesidad de simplificar tu vida? Entonces aquí indico punto a punto una lista de algunas cosas. Cosas que he aprendido a vivir sin ellas. Simplifiqué empezando por aquí. Pero ten cuidado, es adictivo. Muy pronto querrás reducir todo hasta el tamaño de a una de esas pequeñas cabañas. Al menos ese es mi objetivo.

1. Recuerdos

Esa medalla barata que tienes por completar el medio maratón de hace dos años, la torre Eiffel de cristal que alguien te trajo de París, esa copia de tu certificado de graduación de la universidad que has guardado. Tu realmente no necesitas ninguna de estas cosas.

¿Por que? Porque sin ellos todavía recuerdas lo que se siente entrenar para ese medio maratón o la sensación al haberte graduado de la universidad. Ninguno de esos recuerdos se va a ninguna parte. Donar o reciclar estos materiales son buenas opciones.

2. Camisetas (y otras prendas que no usas)

No estoy hablando de esas suaves y tan cómodas camisetas que amas y que te pones todo el tiempo. Estoy hablando de lo que hay abajo en la tercera parte inferior de tu cajón de la cómoda. Esas camisetas con logotipos de eventos o lugares, que probablemente te las dieron gratis. No necesitas una camiseta con el fin de demostrar que fuiste a esa conferencia, trabajaste en esa empresa de alta tecnología, o como voluntario en dicho evento. Dona estas prendas o conviértelos en un proyecto de arte. Tu cajón de la cómoda es más feliz cuando contiene sólo la ropa que usas por lo menos una vez al mes. El resto es el desorden.

3. CDs and DVDs

Esto es algo muy obvio. Tu no necesitas más todos esos CDs o DVDs. Toda la música y las películas que deseas están disponibles en Internet este mismo instante o se pueden almacenar en un disco duro. Así que súbelos a internet y haz un poco de espacio en tus estantes.

Bonus: la mayoría de los centros de reciclaje urbanos aceptan CDs y DVD en el contenedor azul.

4. Libros

19fl4zoix6kn8jpg

Muchas personas están a favor del Kindle. Muchas personas son anti-Kindle porque creen que los libros reales tienen una vida útil más larga y la mayoría de los Kindles va a terminar en la basura.

Pero si eres dueño de uno, entonces esta parte podría ser aún más fácil para ti.

Hay tres tipos de libros que valen la pena mantener por más tiempo:

En primer lugar, los libros que tienen un gran valor sentimental (¿hay una inscripción en la portada, ¿el libro tiene una historia?).

En segundo lugar, los libros que están firmados por el autor o son de otro modo valioso para ti  (como mi copia firmada de Las vírgenes suicidas!).

Y, por último, los libros que planeas leer nuevamente o que se vuelven a leer con regularidad. Eso es todo. Sugiero que vendas el resto a tu librería ya leída. Obtén algún valor por ellos y ve a la librería nuevamente para encontrar un nuevo libro que devorar.

5. Equipo Deportivo

19fl644no92nljpg

Si no has acampado en los últimos dos años, creo que deberías deshacerte de esa vieja tienda de campaña que está guardada en tu garage. Si no has patinado desde 2002, vende tus patines. Estoy sorprendido por la gran variedad de equipos deportivos que la gente guarda a su alrededor, sin embargo, nunca utiliza. Adivina qué? Tu puedes alquilar o pedir prestadas estas cosas! Y los modelos que podrías alquitar probablemente serán mas nuevos y de mejores materiales que los objetos antiguos que tienes guardado en tu garaje. Los tienes guardado simplemente porque piensas que puedes ir de camping o de esquí el próximo año, o el año después, o tal vez el año después de el siguiente. Vende estas cosas y pon el dinero en un frasco para un día usarlo tal vez comprando algo que realmente necesites.

6. Bolsas y Equipaje

Sólo se necesita una maleta, una mochila, y, posiblemente, una bolsa (o dos). Esto incluso si eres apegado a la moda. Dedica un poco más de presupuesto en estas cosas para que puedas obtener objetos con materiales de calidad que te duraran mas tiempo y que se vean bien. Todas esas otras bolsas y bolsos marineros que están guardados debajo de tu cama o en el armario no sirven para nada.

7. Dispositivos de Cocina

19fl644ns7caajpg

Bien, vayamos a la cocina. En primer lugar, permítanme decir que me encanta cocinar. Y mi cocina de 50 metros cuadrados no me detiene. Esto es lo que he aprendido.

En primer lugar, no necesitas un microondas. Esto te hace una persona más saludable y te obligan a volver a calentar las sobras en la cocina, que sabe mejor de todos modos.

En segundo lugar, puedes estar bien con solo un gran cuchillo. Consigue un cuchillo mediado y de alta calidad en realidad. Te hará ahorrar y te costara menos de lo que imaginaste gastar en toda una colección de cuchillos de cocina. Te durara para siempre y cortará todo lo que necesites.

Por último, no necesitas ninguno de esos aparatos que no ha utilizado en los últimos dos meses. Si  nunca usas tu procesador de alimentos, ya que es demasiado difícil de instalar y limpiar, eliminalo.

La mejor comida es fresca y sólo requiere de dos manos y unas pocas herramientas simples.

8. Cosas que no son ni útiles ni lindas

19fl3gnjt1r0tjpg

William Morris, dijo una vez:

"No tengas nada en tu casa que no sepas que es útil o creas que es hermoso."

Así que después de deshacerse de las cosas mencionadas arriba, da un vistazo alrededor. Siéntate en tu sillón de lectura y observa tu hogar. ¿Todas las cosas que cuelgan en tu paredes te hacen sonreír o pensar? ¿Las piezas de arte que posees hacen que tu corazón cante?

Tengo un par de elementos extraños que ocupan espacio en mi pequeño apartamento, como una ventana vieja que cuelga en la pared que me la encontré en el Presidio, tiene una pintura blanca astillada y revela una capa de azul debajo de esta, en mi escritorio hay un trozo de madera de una playa en Canadá y un gran trozo de obsidiana de las sierras del este. Todas estas cosas son hermosas y únicas, y que me recuerdan lo que realmente amo del mundo.

No te deshagas de estas cosas. En todo caso, haz más espacio para ellas. Esos son los objetos que inspiran. Y sin todo el desorden que tenemos, llegan a brillar para nosotros mucho más.